domingo, diciembre 19, 2010

Nombres "modennos"

Hacía mucho tiempo que quería hablar de esto y hoy, que estoy de vagancia, decido ponerme manos a la obra. No hay cosa que más por saco me dé que oír los nombres espantosos que los papás y las mamás “modernos” ponen a sus hijos pensando que gracias a ellos serán más guapos, ricos y famosos, o yo qué sé qué les pasa por la cabeza cuando meditan nombres durante nueve meses. Por supuesto, mientras escribo, ando documentándome, aunque en mi escala personal, la palma se la lleva una pobre víctima de cinco añitos que responde al rebuzno de Náyade Ángela. Imagino a su madre pensando que con tal nombre, su hija conseguirá triunfar en la vida, triunfo que ella visualiza como heroína de novela rosa que en la portada sale desvanecida en brazos de un manojo de músculos de falda escocesa y rubias guedejas. Tal que así (como dicen en el sitio donde trabajo):

(Madre mía, el galán usa más miriñaque que nuestra heroína desvanecida)


Luego están los nombrecitos como Jennifer, Jessica (o sus variantes canis “Yeni” y “Yesi”), Kevin, Braian (sic), Izan (sic de nuevo, que atestiguo, porque en el instituto hay uno y tuve que preguntar el sexo del interfecto), Chenoa (¡gensanta!), Demelza (ya en desuso, las canis no vieron “Poldark”), etcétera, que me pongo a largar y no paro. Desde luego que poner estos nombres me parece una muestra de la intensa vida cultural de esos padres, que tragan amarillismo, grandes hermanos y ponzoñas varias y luego sus hijos resultan ser las víctimas de sus anhelos frustrados de ser románticos, famosoides y/o extranjeros. Dios quiera que esos niños no lleguen nunca a recibir un Nobel, porque se me caería la cara de vergüenza patria ver en los medios que Brayan Pérez o Yesika García recoge en Estocolmo blablabla.


Otra categoría es la de no salir de la Península, pero sí del castellano. Son los padres que ponen nombres vascos a los nenes sin ser ellos de allí. Siento un profundo respeto por la cultura vasca, ya lo he reflejado alguna vez por aquí, pero considero que resulta extraño ver un Eneko oriundo de Puebla de Sáncho Pérez o una Agurtzane de Peñacaballera. Y recuerdo que hace unos años, cuando todavía había que hacer la mili, le llegó a una chica llamada Nagore una notificación de Defensa abroncándola por no haberse incorporado a filas. Se ve que ese nombre no lo sintieron como femenino, ya que en castellano no hay nada que lo indique y coligieron que la tal Nagore era un varón de pelo en pecho o a punto de echarlo durante su servicio militar. Me gustan esos nombres, pero ya digo que se corre un cierto riesgo de confusión. Cuidadín.


Desde luego que no estoy defendiendo los nombres de toda la vida como Anastasio, Pancracia, Josefa o Eutiquio, ésos son muy feos, pese a que su traducción sea bonita. Que lo sé yo, que para eso he estado estudiando lenguas clásicas toda mi vida. Pero los asociamos a gente mayor y de pueblo si puede ser, y no gustan, claro que no. Mi nombre, sin ir más lejos, entra en esa categoría. Queda genial: “La tía Eulalia la sorda”. Yo soy ésa, me llamo así, soy deficiente auditiva y soy tía (de unos sobrinos guapísimos, por cierto).


Pero hay otros nombres en castellano muy bonitos, muy de toda la vida, y como este blog es mío y escribo lo que me da la gana, pues los defiendo aquí: Pilar, Isabel, Juan, Antonio, Rodrigo, Diego, Martín, Ana, Aurora, Miguel, María, Carlos… cada uno con su origen diferente, pero perfectamente castellanizados y muy elegantes, a mi parecer. También me gustan las advocaciones marianas, no todas, Coromoto o Sopetraño no me gustan nada, ni tampoco soy muy devota, pero hay muchas que me parecen bonitas: Mª del Valle, Guadalupe, Montaña, Mª del Mar…


En fin, puede que sea muy clásica, o muy arcaica, según las opiniones de mis posibles lectores, si es que después de este parón queda alguno. Y en realidad, me da igual, opinad lo que queráis, esto es lo que pienso yo. Y punto.

8 comentarios :

thot dijo...

Hola, soy "la Vane" que "tabías orvidao" de mí. :) jeje

En serio, me ha gustado mucho tu entrada, en especial porque estoy totalmente de acuerdo contigo.
En mi tierra manchega, no sé si pasará también por allí, hace muchos años, nuestros abuelos llamaban a sus hijos varones con nombres femeninos para evitarles hacer el servicio militar al no estar en los registros como chicos; así encontramos por ejemplo hombres llamados Rosario, Reyes y hace poco salió en la tele otro manchego que se llamaba Engracia creo; pobrecillo.
Un abrazo amiga.

Pili. dijo...

Mira he explotado con "La tia Eulalia la sorda", y no te perdono que no hayas hablado de la futurible DAMARIS ALOHA, que posiblemente nazca algun día en Calamonte, ciudad amiga.

Anónimo dijo...

Hola mi nombre es Eulalia, significa la bien hablada si lo buscas en el libro de los nombres, mi hijo se llama Brian, no se escribe braian, tiene 26 años y te puedo asegurar que demuestras muy poco interés al asegurar que es nombre de padres con poca vida cultural, resulta que Brian es un nombre de todo la vida irlandés y significa fuego no tiene traducción al castellano y es nombre masculino, quizá antes de hablar debieras informarte. Supongo que Agapito, Aquilino, Gervasio, Romualda,
Angustias etc son mucho más "españoles" pero no dejan de ser horrorosos.
Por cierto en castellano somos Eulalia, en vasco Olaya, en catalán Laia para que veas que hay diversidad y son lo mismo aunque no seas de allí.
No quiero herir los sentimientos de nadie pero tampoco me gusta que lo hagan con los mios. un saludo

Evla dijo...

Estimada anónima y tocaya: Brayan es como escribimos en la administración educativa el nombre de Brian, ya que tenemos la norma de adaptar esos nombres tan rebuscados a la fonética española. En mi opinión, tenemos demasiados nombres bonitos españoles para andar buscándolos en otras lenguas de fuera. Sé perfectamente qué significa mi nombre y qué variantes hay en otras lenguas, que para eso soy filóloga.
Si te has sentido herida, no era mi intención, pero veo muchas modorras a mi alrededor que creen que poniendo nombres rebuscados son modernas. Incluso los escriben mal (mi hermana tiene una amiga llamada Esthela, porque su mamá creía que poniendo alguna H quedaría más fashion, y no se molestó en averiguar que existía Estela, o Stella, en latín, que no inglés). Hablo en contra de los que reniegan así de sus raíces culturales y novelerean creyendo que por poner Jonathan o Kevin son modernos, y lo que son es modorros.No en contra de los que, por familia, tienen relación con otros países. Por cierto, Angustias sí es bonito.

Arleking dijo...

No sé si hablas en otro idioma muy parecido al mío, si algunas de tus palabras que yo entendí como "errores de dedo" (porque no les encontré sentido de la manera en la que estaban) es porque pienso que redactaste el texto rápido y en lluvia de ideas y por ende, hay algunas palabras que si cambio una letra...o si las posiciono distinto, toman sentido...quizá soy yo...o tal vez si estaría bien que checases antes de postear para que los lectores podamos entender mejor tus escritos.
Me agrado el tema, ¡Muy bien post!
Empero creo que más allá de ser un problema el de los nombres, creo que solo miramos una hoja del árbol, el problema realmente radica en "la mentalidad de sujeto moderno" que se deja implantar ideas por los medios de comunicación masivos y dejan de pensar por sí mismos...trágico, pero es cierto…uno se pone a pensar, a donde irá a parar nuestra cultura y todo lo demás…

Evla dijo...

No escribo en lluvia de ideas; llevo más de veinticinco años escribiendo y trato de hacerlo lo más correctamente posible. Nunca chequeo mis escritos, los repaso, por lo que no encontrarás lo que tú llamas errores de dedo, soy muy cuidadosa con la ortografía, como filóloga que soy. Es más, en tu honor, he vuelto a releer la entrada y sigo sin ver qué es lo que está poco claro. Yo lo veo todo bien dispuesto.
Estoy de acuerdo contigo cuando dices que el problema es la mentalidad del sujeto que se las da de moderno. Gracias por tu comentario.

Marisa Guzmán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marisa Guzmán dijo...

Ainsssss.... que no he podido terminar.. decia que te acabo de descubrir y me ha encantado como escribes y lo clarito que lo haces se entiende todo
Un saludo.....