viernes, junio 26, 2009

Dos "perlas" académicas

(de macboyplatz.wordpress.com)

Ayer me contaron dos compañeros un par de respuestas de exámenes de ésas de antología:


  • En un examen de arte, un compañero le susurra a otro: "Dime un pintor impresionista". El otro le dice: "Toulouse Lautrec". El profesor encuentra escrito: Tululo III.

  • En otro examen el profesor lee: "La Alhambra es un edificio de la ONCE". Le pregunta al alumno, y éste le replica: "¡Pero, maestro, si eso viene en los apuntes!". Revisan los apuntes y en ellos aparece escrito: "La Alhambra es un edificio palociego". Sin comentarios.

miércoles, junio 24, 2009

El Yayo sale en los periódicos.

Hoy ha salido mi yayo en los periódicos. He estado pendiente porque me imaginaba que iba a salir; ayer fue la colocación de la primera piedra del Hogar de mayores de la Zona Sur, y el alcalde pidió a mi abuelo que incluyera un periódico en la arqueta que iban a enterrar.
Cito textualmente del diario Hoy:


El alcalde emeritense hizo una mención especial al vecino de la Zona Sur Antonio Liberal, de 92 años, quien en varias ocasiones pidió al primer edil la construcción de este centro en la barriada.


(Y corrijo: hasta el 9 de septiembre no hará los 92 años, de momento, mi yayo tiene 91. Lo digo porque es muy coqueto y seguro que no le gusta que le echen más edad).


Y éstas son las fotos del Hoy (en color) y del Extremadura (en blanco y negro). El Yayo es el señor del bastón:
Y yo estoy, como siempre, muy orgullosa de tener un abuelo tan mediático y tan salao. ¡Viva el patriarca!

martes, junio 23, 2009

lunes, junio 22, 2009

Fotos de tormenta

Ayer tuvimos tormenta al venir de Córdoba. Éstas son las fotos que hice desde el coche:









Abro un foro de agraviados


A todos los afectados por la poco democrática decisión de la directiva de Debaile:

Aquí tenéis vuestra casa para desahogaros y hacer comentarios, aunque la entrada no tenga nada que ver.
P.D. Si os parece más adecuado, el blog de El gurú de la salsa está abierto pero no solemos poner nada. Creo que tampoco es mal sitio para ello. Ya me diréis.

jueves, junio 18, 2009

Carta de amor de la LOGSE*


Me acaba de llegar por correo y lo comparto. Desde luego yo también dejaría a semejante ser (que para más inri, se llama Jeni) que se repite como la morcilla, no sabe expresar un razonamiento lógico y hace que me suban las dioptrías al leer semejantes aberraciones (¡pobre idioma nuestro!). Y no sigo porque me enciendo, que me conozco.
* Pica para leer el engendro.

Ideas para decorar con jaulitas

Tengo una enorme jaula tunecina medio arrumbada y me encantaría darle un sitio más relevante en casita. Dicen que colocarla a la entrada de las casas da buena suerte.


Yo la tengo en la entrada, pero no luce. Ando buscando ideas y me he encontrado con esto:


Aún no sé qué voy a hacer, pero en cuanto repintemos el dulce hogar, la colocaré en un sitio más aparente y decorativo.

Me apetece


Desde ayer por la tarde; tenía la vena caprichosilla y le dije a Mr. G. que quería ir una noche a cenar con él a un jardín con farolitos y césped, donde hubiera una fuentecita y se estuviera fresquito. Me temo que aquí en Mérida no hay tal sitio. Hay terrazas más o menos aparentes, pero no frondosas y recoletas.
También quería desayunar en el césped, en una mañana de ésas de verano fresquitas y tempraneras, al lado de la playa, donde las tostadas y el café se mezclan con el olor del mar y saben a gloria bendita, como lo hicimos en Los Caños de Meca*.
Y comer...bueno, siempre quiero hacerlo en el campo: tortilla de patatas, gazpacho y melón, con buenos amigos con los que compartir los tesoros de las fiambreras.
Sólo que ahora hace demasiado calor y me basta con soñar en una cena fresquita, a la luz de los farolitos, una buena conversación, y mucha tranquilidad. No pido más.
* Las vacaciones más zen que he tenido; a primeros de junio de hace ya cinco años, con pocos veraneantes, y todo muy jipioso y tranquilo. Y la playa de Zahora....

miércoles, junio 17, 2009

Renovarse

Llevo tres años con la misma plantilla y he decidido darle un cambiecito. La imagen de la cabecera es artesanal, he tomado una Moleskine en blanco y he escrito y dibujado con el Paint (el único programa que medio manejo). No me desagrada el resultado, sobre todo porque ni es mi letra ni es mi dibujo (es de una chica argentina que dibuja de vicio). A lo mejor no os gusta, o estais ya tan acostumbrados al formato de siempre que os resulta raro, pero creo que debía cambiar un poco, aunque a lo mejor dentro de nada vuelva a los orígenes.
Bueno, y mientras, echaré una siesta por aquí:

viernes, junio 12, 2009

¡¡¡¡Odio el calorrrrrrrrr!!!!

Ojalá tuviera poderes mágicos para cambiar el tiempo y atronar con lluvia estos meses que nos quedan. Cómo odio el calor. Como todos los veranos, creo que ha llegado el momento de desempolvarlo:

miércoles, junio 10, 2009

Tatuaje


Más de una vez me ha dado la ventolera de hacerme un tatuaje. Al final me puede más el miedo al dolor y el hecho de que ese dibujo es definitivo y me arrepentiré de haberme hecho ése y no otro. Me gustan las calaveritas mejicanas, pero también los simbolitos celtas, las letras góticas, las élficas y las griegas, los dragones y los jeroglíficos egipcios. Pero no me voy a hacer ninguno. Además, quién sabe cómo puede llegar el tatuaje a mi edad provecta, lo más seguro es que se ponga como una uva pasa, porque lo que sí tengo claro es que quiero envejecer con dignidad y no saltarme ni una sola arruga.

También me gustan los piercings, sólo tengo uno en la oreja, y no lo uso, así que tampoco me voy a perforar más veces. No me arrepiento, es más, sigue abierto, pero cualquier pendiente me hace daño, así que ahí lo tengo, en espera de que llegue el pendiente definitivo.

Ahora que ya soy mayor de edad desde hace veinte años y tengo absoluta libertad de decisión sobre lo que quiero hacerme, he decidido no hacerme nada. Lo más que le hago a mi cuerpo es cortarme las puntas cada seis meses (así están...). Y no por nada, sino porque quiero dejarme tal como estoy, segura de que me arrepentiré enseguida. Me di mechas rubias y en cuanto salí de la pelu ya me veía rara,aunque luego me las di dos veces más y acabé demasiado rubita para mis cejas negras. Así que hacerme un tatuaje ya es demasiado pedirme a mí misma.

Pero no por eso pienso que los tatuajes y los piercings son de gente de mal vivir, no, por Júpiter, tengo muchísimos amigos y familiares tatuados y perforados y me encantan las cosas que se hacen. Además, son unas costumbres tan antiguas como la propia humanidad, como todavía hoy demuestran las escarificaciones de los maoríes. Tampoco son propios de gente de baja estofa (la madre de Winston Churchill, toda una señora victoriana ella, ocultaba una serpiente tatuada bajo sus enaguas y volantes); y qué decir de la época de Shakespeare, donde todo hombre que se preciara solía colgarse de la oreja un pendiente largo. Creo que no es más que la afición que tenemos los humanos a decorarnos y a presumir, igual que el maquillaje y la peluquería, aunque éstas dos son artes más efímeras.
Hoy en día sé de algunos profesores, tanto compañeros míos de instituto como profes de la universidad que esconden o medio esconden alguna culebrilla que les sale por el cuello o por los brazos; o muestran algún discreto arito de oro o un brillantito (esto me parece más cutrecillo) en el lóbulo. Conozco a una abnegada madre de familia que me ha mostrado en ciertos y recónditos lugares no aptos para el público el signo zodiacal de su marido. Y qué decir del muestrario motero; y a pesar del extenso muestrario de calaveras, diablitos, greñas y bigotazos, jamás he visto un altercado ni una mala palabra. Desde luego que hay gente cutre y violenta que se tatúa y se perfora o se llena de cicatrices, pero eso no quiere decir que la decoración corporal sea patrimonio de ellos; creo que es una costumbre demasiado extendida como para catalogar a la gente según lleve o no tatuajes y agujeros.
Además, para qué voy a hacerme algo definitivo, cuando Dixie, armada de sus rotuladores, me podría pintar en el hombro una cosa diferente cada sábado si se lo pidiera. Y en tiempos, cuando ella se dedicaba a dibujar rositas a mis primas y hermanas, servidora, que es una hortera de vocación, salía a la parranda con un hermoso y caligráfico "Amor de madre" pintorreteado en el brazo.

martes, junio 09, 2009

Cosas que se me dan mal


  • Hacer un huevo frito en condiciones.
  • Pintar.
  • Envolver regalos.
  • Las matemáticas.
  • La resolución lógica de un problema, tanto real como ficticio.
  • Los videojuegos.
  • La repostería.
  • Las manualidades que impliquen pegar y modelar.
  • Pintar paredes (¡pero me encanta!).
  • El orden.
  • El ejercicio físico.No paso del pino en la pared.
  • Tararear "En forma" de Glen Miller.
  • Peinarme (por eso siempre voy con el pelo suelto y planchado).
  • Las sutilezas. La única vez que ligué, entré a saco.
  • Vestir con elegancia. Cuando me arreglo, parece que llevo armadura.
  • Andar con tacones. Una de las causas de lo anterior. Me duelen los pies nada más calzármelos y en vez de andar, anadeo.
  • Los secadores; habré estropeado cienes y cienes de ellos. Algunos hasta me explotan en la mano.
  • Combinar colores, a veces parezco un payasete, por eso suelo ir de negro, es muy socorrido.
  • Contar chistes, los cuento con pena.
  • Y otras muchas cosas que no pongo porque no caigo o porque me avergüenzo de ello.